¿Cómo etiquetar un envío correctamente?

¿Cómo etiquetar un envío correctamente?

Si vas a hacer un envío, seguro que te interesa que llegue a su destino sin incidencias, ¿verdad? Etiquetar un envío correctamente ayuda a minimizar el riesgo de retrasos en la entrega, pérdida o deterioro de mercancía.

Para saber cómo etiquetar bien un envío, consulta estos consejos.
¡No dejes nada al azar para evitar problemas o incidencias!

 

xarxa siguenos en linkedin

 

¿Cuál es la información mínima para etiquetar un envío?

Algunas empresas de transporte exigen que se imprima la etiqueta del envío. Suele ser generada automáticamente por el transportista y enviada por email cuando se contrata el servicio. Aunque a primera vista pueda parecer algo latoso, la gran ventaja es que estas etiquetas suelen contener todos los datos, incluso un código de barras. Esto permitirá un mejor control del envío.

Si tu empresa de transportes no te facilita una etiqueta, sigue estas instrucciones para preparar el correcto etiquetado de tu envío.

 

También te recomendamos leer:
> Inventario: ¿qué es y cómo hacerlo? Conoce su importancia
Claves para la gestión de almacén de tu empresa

 

Detalles básicos para etiquetar correctamente un envío:

Los datos necesarios a incluir en la etiqueta de tu envío son los del destinatario y del remitente. Estos datos han de colocarse en lugar bien visible. Además, es recomendable que los datos del destinatario se escriban en letras más grandes que los del remitente.

Los datos mínimos son el nombre y apellidos, la dirección completa incluyendo el código postal, la ciudad y la provincia.

¿Conoces algún detalle adicional que pueda facilitar la entrega? ¡Inclúyelo también! Por ejemplo, el mejor horario para la entrega del paquete,

Si vas a añadir los teléfonos del destinatario y el remitente, facilitarás que puedan ser localizados en caso de incidencia.

¿Para quién es tu paquete? Si en el lugar de entrega suele haber muchas personas, conviene concretar en la etiqueta el nombre de la persona a quien va destinado. Se suela poner “A la atención de”, que se abrevia A/A o bien “Att.”

 

Tipos de etiquetas

Etiquetas postales:

Son las más básicas, y se utilizan para etiquetar envíos de paquetes pequeños, sobres o cartas. Incluyen simplemente las direcciones del remitente y del destinatario.

Etiquetas con instrucciones para la manipulación del envío:

¿El contenido del envío requiere instrucciones especiales? Si es así, conviene que estas sean claras y bien visibles.

Las más habituales son “Frágil”, “Manipular con Precaución”, “Mantener seco” y “No apilar”. En el caso de mercancía que sea aconsejable mantener siempre en la misma posición, añade etiquetas para señalizarla, indicando “Arriba” y “Abajo”.

Etiquetas de peligro:

¿Tu envío contiene mercancías peligrosas?  En ese caso es necesario pegar etiquetas bien visibles para advertir a las personas que vayan a manipularlo. Estas etiquetas muestran un símbolo que hacen posible identificar claramente el tipo de peligro.

 

Símbolos más habituales de las etiquetas de mercancías peligrosas

Es clave utilizar correctamente estas etiquetas, ¡así evitarás el riesgo de accidente! Estos son algunos de los símbolos más habituales:

  • La etiqueta con el dibujo de la bomba alerta del peligro de explosión
  • El símbolo de la llama advierte que el material es inflamable
  • Cuando la etiqueta muestra el clásico dibujo de las tibias y la calavera, identifica materiales tóxicos cuya manipulación supone peligro de envenenamiento.
  • El icono del trébol alerta del peligro de radioactividad
  • Un dibujo de tubos de ensayo goteando sobre una mano advierte de que los materiales que contiene el paquete son corrosivos.

 

        Vía Comerin

 

5 Consejos básicos para etiquetar un envío:

  1. ¡Verifica siempre los datos! Algo tan simple como una llamada de teléfono o un email para asegurarte de que los datos de que dispones son correctos te ahorrará muchos quebraderos de cabeza.
  2. Asegúrate de que la etiqueta está bien pegada por todos sus lados, de forma que no pueda despegarse durante el traslado o la manipulación del paquete.
  3. Coloca la etiqueta en uno de los lados, evitando las esquinas para que no quede doblada. Evita también ponerlas sobre la cinta del precinto. Así evitarás su deterioro y facilitarás su lectura.
  4. ¿Estás reutilizando embalajes? Si es así, elimina cualquier etiqueta o dato de un envío anterior para evitar confusiones.
  5. Si la etiqueta incluye advertencias o instrucciones para la manipulación de la mercnacía, conviene poner una en cada uno de los lados de éste. Por ejemplo, es muy importante que la etiqueta FRÁGIL sea visible en cualquiera de los lados del paquete. Igualmente, cuando sea necesario advertir de un peligro, coloca una etiqueta de peligro en cada una de las caras del paquete.

 

Por experiencia sabemos que la mayoría de incidencias y retrasos al enviar mercancías pueden evitarse. Asegúrate de etiquetar tu envío correctamente siguiendo estas instrucciones. ¡Verás como todo sale bien!

 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DE Xarxa Europea de Transportes
Xarxa Europea de Transportes de Barcelona, S.L solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield". Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros.

Pin It on Pinterest